Reflexiones de un gibareño.

Es para La Villa de Gibara el Festival Internacional de Cine el acontecimiento cultural más importante que se realiza cada año desde 2003. Su cumpleaños 15 en este 2019 marca un hito en su desarrollo y sin lugar a dudas su resilencia imbricada en profundos lazos de pueblo y arte, vida y obra lo ha elevado ya al pedestal de nuestras tradiciones.
Evento complejo, que requiere siempre un alto nivel organizativo y depende de muchos factores , incluyendo imponderables externos fuera del control y la voluntad de las personas , ha sobrevivido con vigor etapas disimiles desde su fundación , demostrando la justeza de la tesis de su fundador el cineasta cubano Humberto Soláz de que para hacer arte de calidad y entre ellos el cine, no hacen falta recursos millonarios y que las nuevas tecnologías de la informática y las comunicaciones son una oportunidad necesaria de aprovechar, cuando el talento y la virtud trabajan.
Segundo descubridor de la tierra más hermosa que ojos humanos vieron , al decir del almirante Cristóbal Colón en estas mismas locaciones, Humberto, utilizó resortes de magisterio virtuoso, asertividad extrema y amor infinito hacia un evento y un pueblo que lo acogió como suyo desde sus ideas fundacionales y devuelve en cada oleada de realización una carga infinita de emociones, tradiciones, sentido de pertenencia y sano gozo y orgullo.
Por eso, su vitalidad no se resentirá jamás ante coyunturales carencias o presencias más o menos importantes, porque hay hombres y pueblos que por encima de eso lo sabrán mantener y defender.
Confiamos en el Pichi, como se deja llamar el cubanísimo actor Jorge Peregurria, discípulo avanzado de Humberto, gente noble, amorosa y natural, de notable talento e inteligencia a quien se le ha confiado su dirección desde dos festivales ha, para que lo mantenga, lo haga crecer, volando al infinito de la gloria, sin renunciar a ninguna de sus esencias.
En eso le acompañaremos siempre los gibareños y sus autoridades, como sabemos que le han acompañado numerosas personalidades del arte y la cultura, de Cuba y de todo el mundo, el Ministerio de Cultura, las entidades todas de este país.
Pues desde la cultura, la tradición y la creatividad, también se hace la continuidad, se forja la espada y el escudo que la nación merece.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.