Universidad al alcance de todos.

Una de las cuestiones que me preocupaban sobre la continuidad de estudios hace varios años atrás era el acceso a la Universidad, claro, aquí en Cuba desde 1959  se fueron creando oportunidades importantes  de continuación de estudios , sin embargo la realidad demostraba que aquellos que  se desvinculaban del sistema regular de enseñanza, dígase Pre Universitario o la propia Universidad , por alguna razón impostergable, caía en una situación difícil si realmente quería insertarse de nuevo a la Universidad.

Existían los cursos para trabajadores, en los cuales se han graduado miles de compatriotas, pero estos son generalmente ofertados por las Universidades cabeceras con el consiguiente inconveniente del transporte y otras dificultades para el ciudadano de los diferentes municipios del país.

Por otro lado, la realización de estudios de postgrado era casi un imposible a aquellos que ya habían vencido la educación superior y vivíamos o laborábamos fuera de las cabeceras provinciales.

Este problema lo vino a resolver de golpe en Cuba la Universalización de la Educación Superior

Enmarcada en una nueva etapa cualitativamente superior del desarrollo,  este programa  redimensiona y amplía la misión de la universidad  y se caracteriza por un amplio proceso de cambio, que transforma las viejas concepciones incorporando los logros ya consolidados en esta materia. Esta modalidad condiciona, por tanto, el surgimiento de una nueva universidad más acorde con los requerimientos del contexto social y el desarrollo de la ciencia y la tecnología (Horruitiner, 2007).

Pero seguramente ustedes se estarán preguntando como funciona esta nueva etapa del desarrollo.

En esta nueva etapa se añaden a  las instalaciones universitarias tradicionales, nuevas sedes, aulas universitarias, policlínicos docentes  y microuniversidades pedagógicas, en todos los municipios del país, lo cual ha permitido un acelerado incremento de la matrícula los estudios universitarios y, con ello, la multiplicación de las oportunidades para  todo el pueblo.

Según afirma Garcés (2008),  Universidad – Conocimiento – Sociedad  es una relación que cada día plantea nuevos desafíos y la creación de estas Sedes se proyectó como una gran oportunidad para unificar estos elementos en todos los territorios del país.

Los Centros Universitarios Municipales  transformaron la  gestión del conocimiento en una poderosa herramienta potenciadora del desarrollo local, a través de la cual los profesionales universitarios y otros actores sociales  dinamizan los procesos económicos y sociales en beneficio del pueblo.

Extender la enseñanza universitaria al municipio, según Domínguez (2010), es una tarea de esfuerzo y creación pedagógica, debido a que su objetivo trasciende las prácticas trabajadas hasta el momento.

No obstante como todo proceso novedoso aun existen algunos  componentes sobre los que se  trabajan entre ellos, el acceso al correo electrónico y a la red de comunicación informática con la sede central, de vital importancia  para la realización de investigaciones y la autopreparación de estudiantes y docentes, carencias  que parcialmente ayudan a atenuar los convenios con los Joven Clubs de Computación y Electrónica otro programa que esta presente en todos los municipios del país.

En este modelo se privilegia  la enseñanza semipresencial que integra en un medio de tele formación a los centros docentes de todos los municipios. Procura además, que los futuros profesionales adquieran y valoricen  la información científico – técnica requerida  mediante la utilización de los recursos informáticos que se generan, y el desarrollo de las habilidades para la autosuperación.
Este  modelo  se sustenta sobre la base de las reales posibilidades del sistema educativo aprovechando  toda la infraestructura que existe  en cada territorio posibilitando que se asegure un nivel equivalente al de los cursos regulares diurnos ofrecidos en las sedes centrales de las universidades.

Sus características principales, las define con precisión  (Horruitiner,2007):

Flexibilidad, para poder adaptarse a diversas situaciones laborales, a particularidades territoriales y al ritmo individual de aprovechamiento académico del estudiante.
Estructurada, para favorecer la organización y desarrollo del aprendizaje. Supone la existencia de una organización de las asignaturas por períodos lectivos, que permita orientar a los estudiantes sobre cómo puede tener lugar el tránsito por su plan de estudio.
Centrado en el estudiante, para que éste sea capaz de asumir de modo activo su propio proceso de formación lo cual no es  una cualidad sólo del modelo de formación, sino la tendencia, cada vez más sólida  de los estudios universitarios actuales .En un modelo como este, de menor presencialidad, esa cualidad adquiere mayor  relevancia, ya que  demanda del estudiante una mayor independencia y responsabilidad a la hora de asumir sus propósitos de formación.

También (Díaz  2007) expone claramente los componentes de este modelo:

El sistema de actividades presenciales se denominan así porque transcurren en presencia y bajo la dirección de profesores y esta  integrado por:

Tutorías: Todo  estudiante es atendido por un tutor, quien de manera individualizada lo asesora, guía y ayuda en el empeño de vencer los estudios universitarios.
Clases: Desarrollan varias  modalidades (conferencias, clases teórico-prácticas, seminarios, clases prácticas, prácticas de laboratorio, encuentros).
Consultas: Su propósito fundamental es aclarar las dudas presentadas por los estudiantes durante su autopreparación están pueden ser individuales y colectivas.

Y el estudio independiente, que se sustenta fundamentalmente en  los materiales didácticos concebidos para cada programa y entregados a cada estudiante.

Estos materiales son, entre otros:

Una guía de la carrera, con la explicación del modelo pedagógico, el plan de estudio y su ordenamiento por asignatura, la bibliografía y los aspectos organizativos y reglamentarios principales.
Un texto básico por asignatura, abarcador de todos los contenidos del programa
Una guía de estudio por asignatura, con el contenido de las orientaciones para el estudio de los temas, la bibliografía y autoevaluaciones para comprobar el grado de dominio alcanzado.
Literatura en soporte digital con materiales complementarios, recopilados específicamente para cada programa.

Servicios de información científico-técnica y docente, se ofrecen en las sedes o en otras instalaciones apropiadas, en dependencia de los recursos informativos disponibles en el territorio y de las necesidades de aprendizaje de los estudiantes.

Este  autor refiere  que este modelo de enseñanza combina lo presencial con lo virtual, consolidándose la formación semipresencial desde una concepción científica, basada en el aprendizaje desarrollador para una formación integral.

Este modelo responde a las exigencias de estudiantes con procedencias diversas y diferentes niveles de conocimientos y habilidades. Además, de que un buen número de ellos son personas desvinculadas de este tipo de estudio y con responsabilidades familiares.

Se precisa, que aún dándose esta situación, el profesor tiene que lograr no solamente trasmitir conocimiento, sino orientar hacia las posibilidades de acceso al mismo, permitiendo de esta forma que el estudiante se convierta en el centro de su aprendizaje. De ahí la importancia de lograr pertinentes recursos de apoyo y accesibles a todos los alumnos, que incorporen elementos que se correspondan con el modelo pedagógico.

Este modelo pedagógico del cual he formado parte desde su propia implementación como profesor y tutor multiplicó con creces las oportunidades de todo aquel  que en Cuba aspira a obtener una carrera universitaria, enriqueció la praxis de la clase con la experiencia de profesores -trabajadores los cuales acercaban la teoría a la practica cotidiana en su doble condición de profesor -trabajador de un sector especifico.

También se enriqueció con el aporte de  muchos alumnos-trabajadores  vinculados por razones de su propia labor o , dotados de  amplios conocimientos empíricos sobre temas específicos de la actividad en los cuales se desempeñaban y con muchos años de experiencia  hacen de la clase, la consulta  y la autopreparación un rico ejercicio pedagógico activo y productivo generador de nuevos y mas amplios conocimientos que siendo  facilitados por el profesor-tutor  son  compartidos entre todos los estudiantes.

Eso es una de las cuestiones que me hacen sentir orgulloso de mi país y de su sistema educacional y  que apunto sin la menor duda entre Lo Bueno de Cuba.

 

Fuentes.

Ecured .La Universalización de la Educación Superior en Cuba.

Díaz Domínguez, T. (2007) Experiencias de la aplicación del modelo semipresencial en la UPR: la unidad didáctica desde objetos de aprendizajes y su impacto en las formas semipresenciales en las asignaturas. Avances [on line], 9 (4). Disponible desde: Avances; [Acceso 17 de junio 2009]
Domínguez Díaz, E. (2010) Sistema de actividades para desarrollar la comunicación escrita en la asignatura Taller de Redacción y Estilo en la Sede Universitaria Municipal de Nueva Paz. Tesis de Maestría. La Habana.
Garcés González, R. (2008) Impacto del trabajo de la sede universitaria municipal en el desarrollo social del municipio cubano de remedios [Internet]. Disponible desde: Gestiopolis; [Acceso 17 de junio 2009]
Horruitiner Silva, P. (2007) La universalización de la Educación Superior. Revista Pedagogía Universitaria [on line], XII (4). Disponible desde: Revistas MES.

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.